Translate

viernes, 9 de febrero de 2018

Presentación de Manual del buen truhán en Casa de la Cultura de Burjassot



El 2 de febrero de 2018 será un día para recordar. En el mismo escenario en que dos años atrás por idénticas fechas presentaba por primera vez mi libro Voces desde el más allá de la historia decidí hacer otro tanto con mi segundo libro publicado, que nada tiene que ver con el primero, un ensayo de investigación histórica que espero llegue con el tiempo a lograr una revisión histórica de algunos acontecimientos de la historia de España.


La presentadora, Lola Gozálvez Vila, coordinadora de la  Biblioteca de Burjassot, preguntó cómo se me había ocurrido un libro tan distinto que no tiene que ver con mi estilo. La cuestión es que no sabría definir mi estilo, porque no escribo un único género de libros. Teatro, novela, ensayo, investigación… Pero el humor es un ingrediente de mi personalidad, y Manual del buen truhán fue una buena ocasión para explotarlo y compartirlo con los lectores. Me divertí mucho escribiendo esta novela y me gustaría que también lo hicieran quienes la lean, como ha sido el caso de cuantos me han dado su opinión después de terminarlo.


Presentar un libro de humor suponía un gran reto, después de haber realizado tantas presentaciones de mi libro de investigación imbuyendo al público mi afán de investigar la historia que doy a conocer haciendo públicos mis hallazgos. Manual del buen truhán requería risa y divertimento y así surgió la idea de realizar una presentación y representación, término acuñado por Paco Arenas para esta audaz iniciativa que les propuse a él y a Antonio Andújar Castro, amigos y escritores a los que admiro. Aceptaron sin pensar a ejercer de actores por primera vez, interpretando sus papeles a la perfección y aportando al guión original grandes ideas que dieron brillo a la parodia de una presentación en la que la autora queda muy mal parada por sus ponentes. Quería demostrar así las tesis del marqués de la Cañahueca sobre nuestra innata tendencia al mal que él corrobora con ejemplos de regodeo en el mal ajeno, que en este caso era el de la autora, víctima de sus ponentes para escarnio público.


Estoy muy agradecida a la Casa de la Cultura de Burjassot y en especial a Lola Gozálvez Vila, que no tuvo inconveniente en facilitarnos que al final de la presentación se hiciera un vino de honor con motivo de mi obtención del Premio Hispania de Novela Histórica 2017, fallado cinco días antes. Y no tengo más que elogios para las actuaciones de Antonio Andújar Castro y Paco Arenas, que han descubierto esa nueva faceta creativa de la interpretación que no podía haber comenzado de forma más brillante.  Amenazamos con repetir…