Translate

martes, 27 de septiembre de 2022

Alfonso XII, un rey insólito en la dinastía Borbón

Alfonso XII con Federico Puig Romero a su espalda (montaje de Paco Arenas)

Nada en la vida de Alfonso XII recuerda al resto de la estirpe borbónica que actualmente reina en España. Como mucho, su afición a los excesos de la concupiscencia, como finamente lo dice el autor Ángel Salcedo Ruiz, achacándolo a su temperamento ardiente, su imaginación viva y las seducciones propias de su posición altísima.  Esta posición altísima sin duda fue el detonante de la desmedida afición al sexo de la dinastía Borbón más que su genética, que por otra parte, con tanta endogamia, no propiciaba las mejores luces para sus representantes, que hallaban en esta práctica la justificación de su principal deber regio de procrear para dejar un heredero de la corona. Y en este oficio se empleaban a fondo hallando así un modo fácil  de rellenar las horas muertas de su rutina palatina, prácticamente todas. Esto sin embargo no ocurre con Alfonso XII. 

Fernando VII, Isabel II y Alfonso XII

Alfonso XII nunca desatendió sus obligaciones e incluso se excedía en el cumplimiento del deber. Ello en parte acabó prematuramente con su vida. Tal como dice Salcedo Ruiz, su cuerpo fue debilísimo, linfático, para cuidado con mucho esmero; pero él se creyó siempre un hombre robusto, capaz de todos los deportes y de sobrellevar los trabajos y fatigas. Todo lo contrario de su madre, Isabel II, que hacía esperar a sus ministros las horas necesarias para estar reposada tras noches de lujuria con su larga lista de amantes, Alfonso XII no se permitía desatender sus obligaciones, y ello implicaba no dormir si era necesario. Agotaba sus días y sus noches esquivando la muerte que le acechaba al estar sentenciado por la tuberculosis que padecieron en la familia de su padre secreto, Federico Puig Romero. La leyenda siempre atribuyó esta paternidad al oficial de Ingenieros Enrique Puig Moltó, pero pese a lo que se decía, dicho oficial nunca fue tísico ni murió antes de tiempo, cosa que sin embargo ocurrió a Federico, no de tisis como sus hermanos y nietos, sino asesinado y estando en ello involucrada  la  madre de Alfonso XII, Isabel II, tal cual lo estuvo el padre de esta, Fernando VII, con los padres de Federico. Todo ello se detalla en mi libro Voces desde el más allá de la historia (su versión novelada es Alfonso XII y la corona maldita). 


Sargentos disparando a sus jefes el 22 de junio de 1866, cuando fue asesinado Federico Puig Romero en el cuartel de San Gil de Madrid

Alfonso XII también se distinguía del resto de la estirpe borbónica por sus luces y la gran formación recibida lejos de la corte, en prestigiosos centros extranjeros durante el exilio de su madre. Del joven monarca que inició su reinado recién cumplidos los diecisiete, destaca Salcedo Ruiz su entendimiento, el gusto por la lectura de los buenos poetas y su, más que facilidad de expresión, elocuencia. A esto se añade una gran capacidad de improvisación, como queda constatado en una sesión que presidió al comenzar su reinado en la Academia de Jurisprudencia, donde con su improvisado discurso entusiasmó incluso a sus no afectos. 


Academia de Artillería en Segovia

De sus frecuentes visitas a la Academia de Artillería en que se graduaron sus ignorados hermanos Federico y Enrique Puig Romaguera y dio clase el padre de los tres quedó reflejada en el Memorial de Artillería la realizada el 27 de julio de 1876, donde se hallan diversas anécdotas de ese día, en que se le recuerda brillando su elocuente improvisación por la locución fácil y galana y más principalmente por sus elevados pensamientos. De acuerdo al programa del evento, su hermana la princesa de Asturias y él asistieron a diversas clases escuchando las explicaciones de los alumnos elegidos para la lección correspondiente. En la de Mecánica Alfonso dio pruebas de su conocimiento de los aparatos electro balísticos. Igualmente emitió acertadísimos juicios sobre los fusiles Remington, Snider y otros. A un oficial que no podía participar en campaña y debía solo dedicarse a la enseñanza le dijo: «Los servicios que V. ha prestando a la academia son más importantes que los que hubiera podido presentar en campaña; y si el deseo del peligro y el sacrifico de la tranquilidad y del reposo son dignos de estimación y loa, las distinguidas cualidades que exige el desempeño de su cargo son ya por sí un título muy alto para la estimación pública»

Dejó aquella visita un imborrable recuerdo a los artilleros, destacando la claridad de juicio que distingue a la augusta persona y el sentimiento de justicia que inspiran sus palabras todas y sus actos

Biblioteca de la Academia de Artillería en Segovia

Por Real orden de 4 de agosto agradeció a la Academia por el excelente estado en que se hallaba, y al día siguiente dio la Real orden para la prisión de Baltasar Hidalgo de Quintana, personaje por el que sentía repulsión el cuerpo de artillería, hasta llegar al extremo de renunciar todos a sus cargos antes que tener que obedecerle, desencadenando así un conflicto de gran alcance que derivó en el surgimiento de la primera república española en febrero de 1873. Hidalgo estaba estrechamente vinculado al asesinato Federico Puig Romero

Alfonso XII falleció el 25 de noviembre de 1885, estando ya gravemente enfermo desde septiembre, tras haberse expuesto, en contra de su gobierno, yendo a escondidas, a visitar a los enfermos del cólera, al igual que lo hizo por aquel entonces su hermano Federico Puig Romaguera. Aun en ese estado de gravedad, Alfonso XII no desatendió sus obligaciones y aún tuvo aliento para atender la petición del indulto al cabo Eugenio Felsinet Hernández, del regimiento de Lanceros del Rey, condenado a muerte el 23 de septiembre por un delito de sedición. El 25 se lo concede tras haber leído con detenimiento la sentencia, como demuestra que mandara una nota reservada  destacando la forma singular e impropia con que se halla redactada la censura suscrita por el fiscal togado interino de ese alto cuerpo, cuyo funcionamiento, si bien en el ejercicio de la importante misión que le está encomendada ha podido apreciar los hechos con libertad completa de criterio, sobre lo cual nada puede objetarse, no ha debido en manera alguna valerse en un dictamen de términos desusados ni emplear como lo hace por punto general, un lenguaje que sobre ser favorable a la disciplina contrasta visiblemente con la gravedad del asunto a que se refiere la censura en la que no cabe admitir consideraciones de cierta índole opuestas a la seriedad y templanza que exigen documentos de esta clase y a la respetabilidad de que ha de estar constantemente invertido el representante de la ley.

Federico Puig Romaguera (hermano secreto de Alfonso XII) y Alfonso XIII

Ya sus días estaban contados y fallecería dos meses después. La brevedad de su reinado deja el interrogante de cómo habría cambiado la historia de no haber muerto tan prematuramente. Para el autor Ángel Salcedo Ruiz, de haber seguido reinando, en el gran conflicto de 1898 él hubiera evitado la fatal catástrofe. Quién sabe si hubiera sido así, pero sí puede presumirse que su hijo Alfonso XIII habría tenido una formación muy distinta y quién sabe si hubiera aprendido a trabajar...


sábado, 23 de julio de 2022

Pasados por las armas: 22 de junio de 1866

 


Si estremecedor fue el modo en que asesinaron a mi tatarabuelo, sin darle opción a nada, en su casa y delante de su familia, no es menos el triste final de los sargentos de artillería fusilados por  el movimiento revolucionario del 22 de junio de 1866, iniciado en el cuartel de San Gil de Madrid, con la muerte inesperada del coronel Federico Puig Romero a manos de unos sicarios que engañaron a otros sargentos inocentes de acuerdo a las indicaciones de quien movía los hilos para hacer desaparecer a Federico Puig Romero de forma camuflada, como si hubiera ocurrido en medio de la sublevación, y de paso, abortar el movimiento revolucionario. 

La mayoría de los sargentos que participaron en el movimiento fueron inducidos y engañados con promesas falsas. Muchos solo buscaban la libertad, como todos los intelectuales que participaron en el movimiento revolucionario que deseaba derrocar al gobierno de Isabel II. Y bastantes otros no tomaban partido y simplemente se hallaban en el lugar equivocado cuando fueron apresados por el delito de sedición que se pagaba con la pena de muerte.         

 OFICIALES MUERTOS DENTRO DEL CUARTEL DE SAN GIL



Coronel Federico Puig Romero  y teniente Juan Martorell Fivaller (Museo del Ejército) 




Comandantes Joaquín Valcárcel Velasco y Joaquín Cadaval Calderón, y capitán Ricardo Torreblanca Rodríguez (Museo del Ejército)


OFICIALES MUERTOS FUERA DEL CUARTEL DE SAN GIL


Coronel José Balanzat Baranda y comandantes José Fontes y Fernández de Córdoba y Emilio Escario y Fernández de Navarrete (Retratos del Museo del Ejército)

Aquel disparo a Federico Puig Romero antes de la hora acordada para la sublevación cambió todos los planes sorpresivamente, que no incluían matar a ninguno de los oficiales de artillería. Después de caer el coronel Puig, como piezas de dominó fueron cayendo otros oficiales y sargentos.  Gracias a esa confusión inicial el gobierno logra extinguir el movimiento ese mismo día y apresar a los chivos expiatorios sin que fueran capturados los que dirigían todo.  Solo pagaron los incautos que creyeron en quien les dirigía. Y ni siquiera todos los que acudieron al pabellón del coronel Puig sabían que no iban a apresarlo, sino a matarlo. 

Mis investigaciones, que saco a la luz en mi libro Voces desde el más allá de la historia, parten de la versión familiar según la cual la esposa e hijos de mi tatarabuelo escucharon todo desde una habitación donde se ocultaban,  y sabían que había sido herido de muerte pero faltaba el tiro de gracia. Y ese disparo es el que algunos autores pretenden que se le da en el patio del cuartel. En ninguna de esas versiones se dice lo que realmente ocurrió: le dispararon en su casa, no en el cuarto de banderas ni en otro sitio del cuartel. Si llegó al patio no fue por él mismo. Tenían que llevarlo allí para rematarlo y hacer creer que moría en acto de servicio. Todas las implicaciones y móviles para hacer desaparecer de este modo a Federico Puig Romero constituyen el eje de mi libro. 

De entre todas las versiones que he podido consultar sobre su asesinato, llama especialmente mi atención  la del autor Manuel Ibo Alfaro (1828-1885), en su primer y único volumen de Historia de la interinidad.  


Lo que yo tenía, según las recopilaciones de fusilados por La Gaceta en los días 25 de junio, 28 de junio, 2 de julio y 7 de julio, es que el asesino de mi tatarabuelo se halla entre el grupo de los últimos fusilamientos, tal como se publica en el periódico, pero sin especificar el nombre. Ibo Alfaro, sin embargo, dice que el asesino se halla en el primer grupo de fusilamientos, los de 25 de junio. Y da su nombre: Federico Gómez González


Lista de los 15 sargentos procesados en la causa del 23 de junio de 1866


Entre los quince procesados se halla el sargento Federico Gómez González que cita Ibo Alfaro como asesino del coronel Puig. Sin embargo, cuando se le interroga no se menciona en ningún momento al coronel Federico Puig Romero. Así que la afirmación de Ibo Alfaro queda descartada en lo tocante a que el sargento Federico Gómez fuera quien le disparó a Federico Puig Romero en la puerta del cuartel, después de haber sido gravemente herido en el cuarto de banderas

A los quince encausados, se les toma declaración, resultando acusados del delito de sedición. Es de resaltar que varios de ellos coinciden en que la hora de comienzo de la insurrección fue antes del toque de diana (contrariamente a lo afirmado en La Gaceta), y alguno cita entre cuatro y cuatro y media, corroborando mis investigaciones, que establecen que el coronel Puig fue asesinado antes de la hora planeada (a las cinco), lo cual implicó  la alteración sorpresiva de los planes de los revolucionarios. También implican los sargentos al capitán de artillería Baltasar Hidalgo de Quintana como quien dirigía todo.

Se les permite a los sargentos elegir quien los represente y resulta ser el sargento Miguel Safont, al que se da opción de elegir un oficial para defenderlos. Se le leen las listas de oficiales subalternos excepto los de los regimientos implicados. Elige al teniente del regimiento de infantería de Asturias número 31 Federico Novella Roig, el cual apenas hace seis años ha ingresado en clase de cadete y no tiene más de 21 años.  Al teniente Novella se le da una hora para revisar  todo el sumario y elaborar su alegato, después de que ya han sido todos condenados a ser pasados por las armas. 

Poco, muy poco puedo alegar en favor de mis defendidos atendiendo a lo terminante de nuestras leyes para casos como el que se encuentran (…) me atreveré a suplicar a este respetable tribunal confiando en su magnanimidad se digne aminorar la pena…

El Consejo se reúne entre la noche del 24 y la madrugada del 25 para confirmar lo que ya estaba decidido de antemano. Ese mismo 25 el capitán general va al calabozo donde se encuentran los reos, les hacen arrodillarse y les leen la sentencia de ser pasados por las armas, para a continuación llamar a los confesores para que mueran cristianamente, pese a que en sus declaraciones ninguno de ellos respondió afirmativamente a la pregunta de si tenían iglesia. Se les conduce a la salida de la puerta de Alcalá donde están formadas las tropas para la ejecución de la sentencia. Son puestos de rodillas delante de las banderas, se les lee sentencia y son pasados por las armas a las dos y cuarto de la tarde.

Delante de cuyos cadáveres desfilaron inmediatamente las tropas que se hallaban presentes y quedaron al cuidado de los hermanos de Caridad para ser enterrados...

El reinado de Isabel II se mantenía asentado sobre pilas de cadáveres. Entre ellos, el de mi tatarabuelo Federico Puig Romero.

sábado, 28 de mayo de 2022

Peinar el viento


 

He leído de un tirón la magnífica novela corta contemporánea  Peinar el viento,  sexta del autor valenciano Alfredo Cot González, amigo y colega de letras que me propuso participar en una de las presentaciones del libro, a lo cual accedí encantada metiéndome en la piel de su protagonista Silvia, quien narra en primera persona una historia que transcurre entre San Sebastián y Barcelona. Con maestría el autor nos mete de lleno en estos ambientes haciéndonos sentir estar allí con un estilo de descripción ágil y llena de sensibilidad. Los personajes evolucionan a lo largo de dos tramas que se entrecruzan alcanzando el punto álgido en que  la realidad de Silvia cambia abruptamente. 

La novela es intensa y mantiene en vilo al lector a través de las vivencias de Silvia, que deberá enfrentarse a situaciones inesperadas donde se dan el amor, las adicciones, la tragedia, las relaciones familiares e incluso el misterio que sobrevuela en torno a la enigmática mansión Villa Easo. Su historia de amor con Ander la marcará profundamente. 



He disfrutado la lectura que me ha atrapado y cautivado empatizando con Silvia, una mujer fuerte, trabajadora e inteligente, audaz, leal e independiente. El personaje está basado en uno real que el autor conoció en Bucarest e inspiró parte del argumento. Otro aliciente más para leer esta novela que además está editada en un formato muy cómodo y manejable que permite llevarla consigo a cualquier lugar y sumergirse plácidamente en esa lectura que encandila. Mi más sincera enhorabuena al autor. Me ha encantado.


Podéis ver mi interpretación de Silvia en un pasaje del libro en este enlace: Vídeo interpretando a Silvia

Título: Peinar el viento

Autor: Alfredo Cot González

ISBN-13 ‏ : ‎ 978-8412370645

Editorial: Boca Abajo Ediciones

Sinopsis:

El escultor Eduardo Chillida hizo que el viento, en San Sebastián, entrara a la costa peinado con agujas de acero. En esta novela de Alfredo Cot González, Silvia peina el viento para doña Teresa, para su abuelo Koldo y para su prometido Ander. Lo que parece una insondable labor acaba por envolvernos en una historia cautivadora. Narrativa contemporánea llena de verdad y vida.

Sobre el autor:

Nacido en Valencia (1948). A los 21 años inicia su actividad como diseñador de interiores. Finalista en el Premio Nacional Saloni de Interiorismo (1991). Ha divulgado proyectos en revistas especializadas de Diseño y Arquitectura Interior. En 2007 crea su blog La Plaza del Diamante, donde publica, hasta la fecha, más de 300 relatos. Finalista en varios certámenes literarios: Alcázar de San Juan (2015), Aste Nagusia de Bilbao (2015, 2016 y 2017), San Fermín en Pamplona (2015), Harvey Milk en Gandía (2015 y 2016), CODIFIVA (2021). Colabora en los proyectos literarios del grupo Generación Bibliocafé publicando relatos en diez de sus libros. Escribe para Editorial Vinatea el relato «Cirilo Amorós» en Treinta hombres fascinantes de la historia de Valencia. Y «Álvaro, un gallego con mucho carácter», en Valencia, C.F. Los relatos del Centenario. En 2016 publica abecedario de flores (Editorial Cuestión de belleza), en 2017, de la mano de Generación Bibliocafé, presenta su segunda novela Cien días de otoño. En 2018 publica para Editorial Vinatea Divinas criaturas/Relatos del Mercado Central. La tercera edición de abecedario de flores recibe el premio de la Generalitat Valenciana al mejor libro autoeditado en 2017. En 2019 publica para Editorial Talón de Aquiles El bulevar de las hormigas y, junto a Alicia García-Herrera y Andrés Ferrer, con ilustraciones de Kolo, La Odisea/Adaptación para jóvenes.

Enlace a editorial



domingo, 8 de mayo de 2022

Las Fake News de Fernando VII

La familia de Carlos IV

 

A casi nadie le resulta extraño el término Fake News, que viene a ser lo que en lenguaje de andar por casa conocemos por bulo. Uno de los casos más recientes es el de la famosa cantante Lolita, indignada con quienes han difundido que padece cáncer de pulmón. De otros famosos se ha publicado incluso su muerte. Estas noticias falsas se hacen virales y resulta luego muy difícil para las víctimas desmentirlas. Ya dice el refrán, cuando el río suena…  El procedimiento viene a ser el que se vale, no de hechos  probados, sino de rumores que, con fundamento o no, se esparcen con máxima eficacia llegando a arruinar la vida y reputación del objeto de estos ataques. 

Y en ese arte era alumno doctorado en 1807 el todavía príncipe Fernando, presa de un odio visceral contra su madre, la reina María Luisa, y Manuel Godoy,  hombre de confianza de su padre, el rey Carlos IV. Manuel Godoy y Álvarez de Faria escaló posiciones muy rápidamente desde que conociera a los entonces príncipes Carlos y María Luisa, siendo un guardia de Corps. La amistad fue creciendo, a la par que la confianza, de modo que al  ser coronado Carlos IV las atribuciones de su favorito Godoy se multiplicaron obteniendo altos nombramientos como Generalísimo, Almirante e incluso príncipe de la Paz. Y hasta ahí podíamos llegar, se dijo el entonces príncipe heredero Fernando. O más bien su camarilla, interesada en la caída de Godoy, el cual les había arrebatado la influencia sobre los reyes que utilizaban no en bien de la nación sino de sus propios intereses.

Retrato de Manuel Godoy


Manuel Godoy fue algo más que un valido. Independientemente de su ascenso meteórico, se tomó muy en serio su labor de estadista intentando liberar a España de convertirse en una conquista más de Napoleón Bonaparte, que desde la victoria de Jena alcanzó tal poder en su imperio y ejército que Europa quedaba a su merced y no se podía plantear un enfrentamiento. Godoy intentó mantener a España al margen de la guerra y a salvo de ser conquistada. Para ello recurrió a aliarse a Francia y permitir el paso de tropas francesas de camino a Portugal, e igualmente ceder parte de nuestro ejército que salió de España como aliado, incluido entre ellos mi antepasado Vicente Puig Formenti, del regimiento de Voluntarios de Barcelona.

Para conocer la realidad de los hechos conviene leer todas las fuentes, entre ellas las Memorias de Godoy, que aportan datos y documentos con los que puede desmentirse gran parte de la labor difamadora del príncipe Fernando, que creyó, influenciado por su camarilla, que Godoy con su nombramiento de príncipe podría arrebatarle sus derechos dinásticos, algo absurdo a todas luces, escasas por cierto en Fernando. Las Fake News del entorno fernandino empezaron a ponerse en marcha años atrás, capitaneadas por la primera esposa de Fernando, María Antonia Borbón. Su prematura muerte fue contada del modo que mejor le pareció a Fernando, achacando a su madre el papel de envenadora, algo que fácilmente puede comprobarse que es falso, puesto que padecía tuberculosis. A partir de ahí las Fake News contra Godoy y la reina fueron en auge, y para ello el entorno de Fernando recurrió a los pintores Goya, Maella y González Velazquez, encargados de realizar acuarelas degradantes de Godoy y los reyes con unas leyendas irrespetuosas por decirlo fino. Fernando pagó para que se hicieran copias y se distribuyeran por la corte en tertulias y tabernas con el fin de desprestigiar a sus padres y a Godoy.

En su afán por hundir al valido y a sus padres, se alió a escondidas con el emperador Bonaparte esperando casarse con una pariente suya y recibir su apoyo para destronar a Carlos IV. Su conspiración fue descubierta a finales de octubre de 1807, mostrándose arrepentido ante sus padres. Estos lo perdonaron, algo de lo que se arrepentirían en marzo de 1808, cuando Fernando y su camarilla contrataron gente para formar una gran turba que asaltó la casa de Godoy (motín de Aranjuez). Aquella gente, pagada por varios grandes de España que odiaban a Godoy, llegó incluso a intentar matarlo. Se le despojó de todo y se le encarceló sin causa alguna. Fernando obtuvo el trono extorsionando a su padre y, en su estupidez, convencido como estaba de que Napoleón era su aliado, propició que las tropas francesas  invadieran España. Poco antes del motín, Godoy preparaba la huida de los reyes para salvar la corona de Bonaparte. De no haberse producido el motín, la historia habría sido muy distinta.

Las obras de Godoy durante su gobierno pasaron desapercibidas ante el alcance de las Fake News fernandinas que, pese a los documentos y los hechos, no han logrado una aceptada reivindicación de este personaje, quedando solo el eco de la palabra choricero que increíblemente se utiliza todavía en una celebración escenificando estos hechos contados a la manera de las Fake News de Fernando. Ni libros, ni estudios posteriores han valido para establecer un juicio justo de su papel en la historia. O, en todo caso, a casi nadie parecen interesar. ¿Cuántas más Fake News quedan por desmontar en la historia?

«La rehabilitación del Príncipe de la Paz fue tardía e incompleta. En la memoria histórica de los españoles quedaría  por  largo  tiempo  como  personaje  arribista,  ambicioso,  torpe  e  inmoral  (por cierto sus famosos amores con la reina Mª Luisa nunca han podido ser probados como tampoco su pretendido enriquecimiento irregular), y como principal responsable de los males del país en su traumática transición a la contemporaneidad. Un mito desmontado ya en parte hace medio siglo por Carlos Seco (en menor medida por algún otro historiador),y ahora definitivamente por la muy bien documentada, sólida y analítica monografía del profesor  Emilio  La  Parra,  fundamentada  en  la  sistemática  y  paciente  consulta  de  una quincena de archivos españoles, franceses e italianos, y en el dominio de una vasta y selecta bibliografía(1)».

Como dato adicional de mis propias investigaciones, aporto el Nexo entre Manuel Godoy y Gertrudis Romero

(1) Manuel Godoy o la reivindicación de un ilustrado. En torno a los dos libros de Emilio La Parra. Juan B. Vilar, Universidad de Murcia, 2004. Enlace a pdf


miércoles, 16 de marzo de 2022

Borbones: la rama bastarda de mi familia


 

Por si es políticamente incorrecto, mejor cambiar bastarda por ilegítima. Pero por aquello de la legitimidad de la corona, no sé si la he liado más. En todo caso, me parece un título sugerente inspirado en una publicación de Marta Cibelina con relación a la primera y exitosa presentación de su libro Los Borbones y el sexo: de Felipe V a Felipe VI (La Esfera de los libros). El marco para el evento fue perfecto: la Factoría de Arte y Desarrollo en Madrid, el penúltimo día de la exposición Rofer Boys, con espléndidas obras del dibujante e ilustrador Roberto Fernández Rofer, a cuya inauguración acudí el 18 de febrero pasado. En breve tiempo volví al mismo lugar porque no podía perderme la presentación de Marta Cibelina, pseudónimo de la autora, hija del artista. 



En primera fila gracias a coger sitio con tiempo, pues se llenó el salón, tuve oportunidad de disfrutar de una tarde muy amena y divertida como lo es Marta Cibelina, cuya chispa, ingenio y humor hicieron que la presentación se nos hiciera muy corta y el público se quedara con ganas de más. La autora estaba arropada en la mesa por la directora de su editorial, Carmen Fernández de Blas, y por el director de El Cierre Digital, Juan Luis Galiacho, que desmenuzó su libro con interesantes y oportunas preguntas a la autora, realizando además un análisis en profundidad del libro, incluso sacando a relucir la paternidad del hijo bastardo de Isabel II, Alfonso XII, citando una teoría diferente a la tan divulgada de Enrique Puigmoltó y Mayans. Marta Cibelina da credibilidad a que esta paternidad corresponda a Federico Puig Romero, mi tatarabuelo, basada en las investigaciones de mi libro Voces desde el más allá de la historia (Incipit, 2015), que la autora cita varias veces en su libro. Juan Luis Galiacho se sorprendió cuando dije que yo era la descendiente aludida por Marta Cibelina porque no me conocía personalmente, aunque se me había mencionado en El Cierre Digital en la entrevista realizada a Marta Cibelina el 31 de octubre de 2021. Pocos días antes la revista Muy Historia había incluido esta teoría de la paternidad de Alfonso XII correspondiente a Federico Puig Romero. 


Así pues, la historia se va abriendo paso a pesar del empeño que hubo en ocultar estos secretos en el entorno palaciego en que Federico Puig Romero se vio inmerso involuntariamente, como sucediera con su madre Gertrudis Romero con Fernando VII. Una historia truculenta y dura que refleja, basándose en amplia documentación, Voces desde el más allá de la historia, contando con opiniones favorables de historiadores como Juan Francisco Fuentes, catedrático de la Universidad Complutense de Madrid, y la aprobación de la historiadora Isabel Burdiel para ser presentado en la Facultad de Geografía e Historia de Valencia por sus importantes aportaciones.

                       

No pude evitar cierto ramalazo de inquietud ancestral en la exposición de Rofer Boys al pasar junto al retrato del rey Felipe VI de niño, y luego posar junto al retrato de Vicente Parra caracterizado como su inmortal Alfonso XII que todos recordamos. Con este monarca da comienzo esa rama bastarda de mi tatarabuelo Federico Puig Romero, de quien soy descendiente legítima. Así que, visto así, al contemplar el retrato de Felipe VI vi al descendiente de la rama ilegítima de mi familia. Y estas cosas suceden en muchas familias. Solo que en este caso la ilegítima es la real. 

ENLACES:

El director de El Cierre Digital presenta el libro "Los Borbones y el sexo" junto a su aucolor:black;tora Marta Cibelina (10-3-2022)

Entrevista a Marta Cibelina en El Cierre Digital (31-10-2021)

Alfonso XII, El Pacificador (Muy Historia)  (13-10-2021)




sábado, 19 de febrero de 2022

MESA COLOQUIO NOVELA FANTÁSTICA (25-2-2022)

La Asociación Valenciana de Escritores y Críticos Literarios (C.L.A.V.E.) organiza la  mesa coloquio sobre novela fantástica que tendrá lugar en el Museo de la Ciudad de Valencia el próximo viernes 25 de febrero a las 19 horas. Como autores invitados especialistas en este género tendremos a Amira Avil, Javier Escrivá y Rosana Gutiérrez.  Para todos los fans de este tipo de novela es una cita ineludible, y para los que no lo conocen será una excelente ocasión para acercarse a este. Sin duda, vamos aprender mucho en este encuentro, tan atrayente a autores como a lectores.  Se abordarán aspectos muy interesantes con unos invitados de gran nivel.

                                 

Amira Avil




Con este pseudónimo la autora María Vila cambia de registro, pasando del éxito de novela de ficción histórica La leyenda de las dos piratas, publicada por Planeta en 2017, al género fantástico con La sacerdotisa, novela finalista del Premio Villiers de L’Isle-Adam de Novela Fantástica 2021.  Ya había incurrido en el género fantástico con la novela Nadie, publicada en 2001. 

Nacida en Madrid, licenciada en Derecho, graduada en Lengua y Literatura Españolas, máster en Banca y Finanzas y escritora desde que tiene recuerdos, es también autora de la novela corta El tren, ganadora del concurso de novela corta José Luis Castillo-Puche (2002). Ha publicado diversos relatos y ganado concursos de cuentos como el de relato fantástico del Ayuntamiento de Parla con De noche o, el de microrrelatos de Más Madrid con Haikus.


Javier Escrivá 



Nacido en Valencia,  estudió arte dramático, solfeo, música, ballet y dirección escénica, compaginando la profesión de actor con la de escritor. Como autor dramático, algunos de sus títulos siguen representándose a día de hoy a lo largo y ancho de la geografía española y latinoamericana. Ha tenido experiencias como actor de doblaje, guionista para programas de radio, actor y director de varias compañías así como promotor de espectáculos.  Del teatro dio el salto a otros géneros, embarcándose en la literatura infantil: La última gota, su primer guion cinematográfico de animación. Surgió  luego la saga de relatos épicos medievales comenzando por Ëreon (Crónica I / Aë Ôreron.


Rosana Gutiérrez Tapia



Licenciada en Teología, trabaja como profesora de Educación Secundaria. Ha realizado varios cursos de escritura creativa y se lanzó a escribir sus primeros poemas a los 16 años. Salvemos la Tierra. SOS por la Tierra con voz de niño es el primero de sus libros que salió a la luz. Después publicó El bosque de los niños. Un año más tarde nace la saga Leyendas Celtas formada por Edra y los Celtas y La leyenda de Dormen,  de fantasía épica ambientados en los emplazamientos celtas del siglo V a.C.  

Con otros escritores ha compartido los libros Femenino PluralHistorias Inquietantes y el libro de viajes Relatos viajeros. Tiene publicado también una serie de notebook con motivos de animales y el libro de actividades de autoayuda Dale vida a tus sueños.


El evento será presentado por el presidente de nuestra asociación C.L.A.V.E. Juan Luis Bedins y  tendré el honor de actuar como moderadora. Os esperamos.



color:black

miércoles, 15 de diciembre de 2021

Lucrecia Borgia (1480-1519) Bajo una nueva luz






¿Quién no ha oído hablar de Lucrecia Borgia? Este controvertido personaje ha servido de inspiración a diversos autores que han llevado su vida a la literatura, ópera, cine, televisión… Su condición de hija del papa Alejandro VI y el papel que desempeñó junto con sus hermanos en un ambiente de intrigas y conspiraciones fue alimentando la leyenda negra que le atribuyó una imagen de mujer depravada, malévola y mata maridos.  Aunque tarde, y gracias a las nuevas investigaciones, se ha ido desmontando la falsedad y maltrato que le dio la historia sin merecerlo. 

Isabel Barceló Chico nos acerca a la realidad de este personaje que dista mucho de la idea preconcebida que de esta mujer valenciana ha trascendido a causa de una campaña difamadora. Algo muy similar a la leyenda negra que hoy día avergüenza a muchos españoles sin otra razón de ser que la ignorancia sobre cómo se manipuló la historia atribuyendo a España crueldades que cometían otros estados empeñados en desprestigiar la imagen del imperio español. 

Y al igual que la leyenda negra española pervive a pesar de los esfuerzos de los estudiosos que han logrado desmontarla, resulta arduo revertir la mala prensa de Lucrecia Borgia  pese a las evidencias de su falsedad. Las recientes publicaciones con materiales novedosos sobre la etapa de Lucrecia Borgia como duquesa de Este arrojan nuevos datos que la autora Isabel Barceló ha desmenuzado a conciencia, consultando además el Archivo di Stato de Módena y numerosas fuentes que hacen de esta obra un compendio de enorme valor para conocer los entresijos de la realidad de este personaje.


Con Isabel Barceló en la presentación de su libro en el Museo de la Ciudad

En este ensayo histórico que incluye narración novelada de la vida de Lucrecia Borgia, la autora nos sumerge de lleno en su realidad cotidiana de un modo sutil y contundente, con todo lujo de detalles y bellas descripciones, apoyadas en el rigor histórico que está presente en todo momento, logrando recrear a la perfección el contexto en que Lucrecia se desenvuelve. 

A lo largo de los diversos pasajes y momentos de su biografía, Isabel Barceló proporciona continuos ejemplos sobre cómo la personalidad de este personaje se aleja totalmente de la leyenda. El esfuerzo por reivindicar su imagen es patente en Isabel Barceló, que rescata del olvido y  falsedad la auténtica dimensión de esta mujer, adelantada en muchos aspectos para su tiempo, visionaria y digna de recordar.

He disfrutado mucho con la lectura de este libro que, como toda buena obra, te deja un vacío cuando lo terminas. Mi enhorabuena a la autora por este gran trabajo que la historia, sin duda, agradecerá.


Título del libro: Lucrecia Borgia (1480-1519) Bajo una nueva luz

Número de páginas:‎ 456 

ISBN-13: ‎978-8418552373

Editorial: Sargantana

Sinopsis: Ninguna mujer de la Edad Moderna ha sido tan maltratada por la historia como Lucrecia Borgia, hija del papa valenciano Alejandro VI. El retrato que ha calado en el imaginario popular es el de una libertina, incestuosa y madre desalmada que envenenaba a sus amantes una vez satisfecha su pasión. Esta imagen tan infamante y alejada de la realidad histórica se debe en gran parte al escritor francés Victor Hugo y su drama romántico Lucrecia Borgia, que inspiró la ópera del mismo título de Donizzeti. El impacto de ambas obras sobre el público fue enorme y penetró de tal manera que el nombre de Lucrecia Borgia sigue siendo sinónimo de depravación. 

La vida de Lucrecia está llena de luces y sombras, de enigmas indescifrables, pues la suya fue una personalidad compleja, como complejo fue el tiempo y el espacio en los que le tocó vivir. Y, sin embargo, a distancia de 500 años de su muerte, todavía es posible «oír su voz», oír las voces de sus coetáneos y aproximarnos a su vida con respeto y con voluntad de comprender. Y lo que se vislumbra no es, en absoluto, el estereotipo de cartón-piedra forjado por la leyenda negra, sino una mujer solar, sorprendente y humana.



Isabel Barceló Chico (Sax, Alicante), es licenciada en Filosofía y Letras por la Universidad de Valencia. Desde hace años está empeñada en recuperar y dignificar la memoria de las mujeres. Ha publicado las novelas Las flechas de Eros, La ira de Medea, La fundación de Roma y Orfeo desciende a los infiernos (todos ellos en Editorial Gredos, 2017); Perseo y la mirada de Medusa (Editorial Gredos, 2016); La muchacha de Catulo (Ediciones Evohé, 2013), finalista de los premios Hislibris en las categorías de mejor novela histórica y mejor escritor; Dido, reina de Cartago (ES Ediciones, 2009, y Punto de Vista Editores, 2017, en formato digital), finalista en los premios de la crítica de la Comunidad Valenciana, y Tope secreto. El secuestro de la luna, novela juvenil publicada en Amazon.

Autora de numerosos relatos cortos y artículos en diferentes medios y conferenciante.

Residió en la Real Academia de España en Roma con una beca de Literatura Valle-Inclán, concedida por el Ministerio de Asuntos Exteriores, a fin de documentar este libro.

Autora del blog Mujeres de Roma, que ha superado ya el 1 420 000 páginas vistas.

Enlace al blog