Translate

sábado, 17 de agosto de 2019

Inicio y fin de la primera república española


                                           

La primera república española, nacida el 11 de febrero de 1873, fue fulminada por el golpe de estado del general Manuel Pavía y Rodríguez de Alburquerque el 3 de enero de 1874. Sobre dicho general, perteneciente al cuerpo de artillería, se publica un artículo en el ABC el 6 de febrero de 1931, citando su trayectoria y resaltando la defensa acérrima que hace de Baltasar Hidalgo de Quintana, personaje clave del gravísimo conflicto artillero que se produjo a finales de 1872, detonando la abdicación del rey Amadeo de Saboya, tras lo que fue votada la primera república.

Baltasar Hidalgo de Quintana aceptó ponerse al frente de las tropas que se sublevarían contra sus jefes en el cuartel de San Gil de Madrid el día 22 de junio de 1866. Esta decisión de Hidalgo implicaba actuar en contra de sus compañeros de artillería, lo cual violaba el juramento sagrado de este cuerpo. Se escudó más tarde en que se había licenciado antes, pero lo cierto es que aquel día vestía el traje de artillero y su solicitud de licencia absoluta coincidió con el impago de una deuda que se le reclamaba tiempo antes en el cuerpo de artillería. A finales de 1867 publica en el extranjero una carta de justificación en la que muestra encono hacia los oficiales muertos en el cuartel de San Gil, ensañándose particularmente con el coronel Federico Puig Romero, cuyo asesinato no resuelto y la participación que tiene en su encubrimiento el gobierno de Isabel II y más adelante, el de sus herederos, constituye el eje de la investigación de mi libro Voces desde el más allá de la historia.


El general Pavía compartía piso con Hidalgo en la emigración a que se vieron abocados los participantes en la revolución del 22 de junio de 1866. Por breve tiempo, pues en 1868 se aliaron todos haciendo partir al exilio a la ex reina Isabel, que se instala en Francia, desde donde mantiene correspondencia con Antonio Cánovas del Castillo, impulsor de la restauración borbónica en el heredero, el príncipe Alfonso, cuya paternidad secreta apunta a un candidato hasta hoy ignorado: Federico Puig Romero, cuyo asesinato dio tanto que hablar a Hidalgo, provocando con su escrito la repulsa del cuerpo de artillería, prefiriendo todos los oficiales renunciar a sus puestos antes que tener que estar bajo el mando de Hidalgo, al que consideraban traidor a sus juramentos.


La república de 1873 apenas tuvo tiempo de afianzarse. Cuatro presidentes en tan breve lapso, el último de ellos, Emilio Castelar, no pudieron evitar la amenaza del golpismo como medio de privar las libertades. En este nuevo gobierno es presidente el general Serrano, que nombra ministro de gobernación a Eugenio García Ruizconspirador con quien se había enemistado Hidalgo en 1867 por contradecirle en la descripción de las circunstancias del asesinato del coronel Puig,​ hacia el que muestra Hidalgo especial inquina en su carta de justificación. 

Golpe de estado del General Pavía en las cortes el 3 de enero de 1874.

 ¿Y qué pasó mientras tanto con los oficiales de artillería que se quedaron fuera del ejército? Su renuncia en masa, privando al país de su papel en momento tan crítico, no podía mantenerse demasiado tiempo. Sus juramentos de honor les llevaron a abandonar su deber, lo más sagrado para ellos. El último presidente de la república antes del golpe de Pavía, Emilio Castelar, sería quien solucionaría el conflicto devolviéndoles a sus puestos, en octubre de este año. Un mes antes, el cuerpo de artillería dirige carta a Isabel de Borbón en el exilio, y sobre el contenido de este escrito, escribe  ella a Cánovas el 5 de septiembre de 1873, día del cumpleaños de Federico, que seguramente recordaría la ex reina muy especialmente, diciendo:

Cuanto me ha certificado la leal carta del coronel Reyna por sí y en nombre de todos los oficiales del pundonoroso y leal cuerpo de artillería me halaga infinito y pierde cuidado que nadie más que mi hijo que es reservado sabrá nada de esta carta pues sería fatal que por saberse dejasen de colocar en sus puestos a esos distinguidos y leales oficiales.


Aquel secreto que guardara Alfonso marcó profundamente su trayectoria, ligándole estrechamente al cuerpo de artillería al que pertenecieron su presunto padre, Federico Puig Romero, y los hijos de este, a los que él llamaba hermanos. La investigación, en Voces desde el más allá de la historia, y la novela basada en estos hechos, Alfonso XII y la corona maldita, dan testimonio de ello.

miércoles, 31 de julio de 2019

Opinión del escritor Antonio Andújar Castro sobre Alfonso XII y la corona maldita


Con Antonio Andújar Castro en la Feria del Libro de Valencia 2019, tras firmarle un ejemplar de mi novela.
Siguen publicándose reseñas  sobre mi novela Alfonso XII y la corona maldita, lo cual agradezco a los lectores que se toman el tiempo de dar a conocer su opinión. Hoy quiero destacar la de un gran escritor, amante de la historia y gran profesional de Psicología. Antonio Andújar Castro es autor de tres novelas publicadas leídas fervorosamente por sus fans, entre los que me cuento: Bib-Rambla el silencio habitado de las casas (2015), La vida partida en dos (2016) y Estrellas y cedros sobre fondo blanco (2018). 


Con Antonio Andújar Castro en la Feria del Libro de Valencia 2018, con un ejemplar de su novela Estrellas y cedros sobre fondo blanco.

                                       RESEÑA

Tras la lectura del último libro de María Nieves Michavila Gómez, “Alfonso XII y la corona maldita” son tantas las reflexiones... Es este un libro que tiene la virtud de hacerte detener y meditar sobre todo cuanto lees; y es necesario, aunque siempre quieres seguir leyendo. Por tanto, en mi opinión de lector, es un libro magistral.

Hay tantos aspectos que destacaría, que daría para una extensa tertulia; y si es con la presencia de la autora, mucho mejor. Sin duda, es de justicia empezar por la gran precisión en la escritura, seña de identidad de la autora, con una riqueza impresionante de vocabulario, de giros de lectura ágiles y de análisis exhaustivo e investigación, como viene siendo habitual, y es de gran valoración, en la gran escritora que es María Nieves Michavila Gómez.



En cuanto a la historia, de nuevo, la autora logra que el lector se cuestione y explore su propio espíritu crítico acerca de tantos hechos que han sucedido en nuestro país a lo largo de nuestra historia reciente. Como historiadora, M. Nieves sabe adentrarse en los acontecimientos con la máxima objetividad, entrar con cautela en los entresijos históricos, mostrando las circunstancias de cada suceso desde distintos puntos y tratados en diferentes tiempos. Y así llegamos a la época en cuestión; especialmente, segunda mitad del siglo XIX en España, donde muchos de los asesinos de hombres y mujeres, a los que se les procuró efectuar con el tiempo lavados de imagen, ocupaban puestos distinguidos en la sociedad española, incluso en la realeza; historia escarbada con detalle por la autora.


Con Antonio Andújar Castro en la Feria del Libro de Valencia 2019, departiendo sobre las firmas de su novela La vida partida en dos.


Gracias por la desvalorización de mitos, por reescribir parte de la historia paralela a la que harto estamos de leer y releer, incluso examinar a las nuevas generaciones en examenes de bachillerato y de carrera -no olvido tu reconocimiento presencial en la facultad de Historia de Valencia, en la que tuve la fortuna de estar presente-. Gracias por aterrizarnos en definitiva en los comportamientos humanos, benévolos o maléficos, alejándose muchos de ellos de los límites que moralmente no deberían ser traspasados, y más si son figuras visibles de sospechosa sangre azul. Al final, es la lucha de poderes, el aprovechamiento de las personas en beneficio del egoísmo insano. Ya había leído y oído sobre hechos y circunstancias en torno a cierta reina española de dudosa personalidad, pero el libro confirma, a través de una escritura impecable y profundamente emotiva, las fatales consecuencias que se derivan de los trastornos no resueltos de la sugerida persona. 

Presentación en la Facultad de Geografía e Historia de mi libro Voces desde el más allá de la historia, base de la novela Alfonso XII y la corona maldita. En la foto, Antonio Andújar Castro en una de sus intervenciones. En la mesa, el escritor Paco Arenas y el vicedecano Miguel Requena. 
       
M. Nieves, con o sin premio, con o sin reconocimiento, el libro merece desde ya un lugar esencial en mi biblioteca particular. Pero es que además, obtuviste el merecidísimo V Premio Hispania de novela histórica.
La novela, la autora y la dignidad y respeto de tu familia lo merecían. Excelente trabajo y te animo a seguir escribiendo libros de tan profunda dedicación.


Acompañando a Antonio Andújar Castro en la presentación de su novela Bib-Rambla el silencio habitado de las casas (Feria del Libro de Valencia 2016).

Me quedo sin palabras, agradeciendo nuevamente a Antonio y a todos los lectores que se van sumando al objetivo de conseguir que esta novela llegue cada día a más público. Me anima a proseguir en el gran proyecto que tengo entre manos, en cuyo proceso de investigación me hallo inmersa y del que espero obtener como resultado una nueva novela histórica que sorprenda y guste a todo público. 

Recomiendo a los amantes de buenos libros seguir la página Facebook de Antonio Andújar Castro: 



martes, 9 de julio de 2019

Sucesos de La Granja hasta hace poco ignorados



Uno de los sitios más emblemáticos de Segovia es el imponente palacio de La Granja de San  Ildefonso, lugar de veraneo de los reyes desde que en 1720 lo adquiriera el primer borbón, Felipe V. Pasear por estos suntuosos jardines es obligado para los turistas que quieren conocer este Real Sitio donde tantos acontecimientos históricos se han producido a lo largo de la tortuosa trayectoria de la dinastía Borbón en España. Y no incluyo los denominados Sucesos de La Granja, en 1832, cuando se creía que Fernando VII estaba a punto de expirar y su hermano, Carlos Isidro, logró la firma del decreto que le permitiría ocupar el trono en lugar de Isabel, la hija mayor del maltrecho Fernando VII, que contra todo pronóstico se recuperó, anulando poco después dicha disposición. Consecuencia de ello fue la herencia que dejó Fernando a su muerte, en 1833: la guerra entre carlistas e isabelinos.


Existen otros hechos desconocidos o cuando menos no divulgados hasta la publicación de mi libro de investigación Voces desde el más allá de la historia, y tres años después, la novela histórica premiada basada en dicho libro, Alfonso XII y la corona maldita. Quienes se embarquen en su lectura descubrirán que este Real Sitio fue escenario de sucesos trascendentes en la vida de Alfonso XII y decisivos en el aciago destino de mi antepasado Federico Puig Romero, asesinado el 22 de junio de 1866 en el cuartel de San Gil de Madrid.

Algunos de estos sucesos atañen a Isabel II, a Federico Puig Romero y al secreto de la concepción del entonces príncipe Alfonso. Tras la partida al exilio de Isabel II en 1868, han de transcurrir unos años hasta que se recobra la corona en la figura de su hijo, Alfonso XII, proclamado rey a finales de 1875. A partir de aquí, las pistas que da su trayectoria conducen a la recuperación de ese pasado que se quiso ocultar y está estrechamente ligado al asesinato sin resolver de Federico Puig Romero. En este palacio, en plenas vacaciones estivales, Alfonso XII se ve obligado a tratar un grave asunto estrechamente conectado con el asesinato de Federico Puig Romero y con carácter urgente despacha allí con sus ministros graves disposiciones que afectarán al futuro de los hijos de Federico Puig Romero y marcarán el punto de encuentro entre estos y su hermano rey.
  
                           


Sin duda, los muros de este palacio guardan muchos secretos de Isabel II, que permaneció recluida en La Granja durante su último embarazo para evitar la epidemia de cólera. También allí recibió al general Prim, con quien mantuvo varias entrevistas durante el verano de 1863. Era el preludio de la revolución que lideraría Prim y en la que Federico Puig Romero sería víctima de una conspiración que el estado intentaría ocultar a toda costa.


Recordando todos estos momentos paseé por los jardines de La Granja imaginando aquellos personajes que forman parte de esta historia que he intentado desenmarañar a lo largo de años de trabajo e investigación y luego recrear en una novela histórica completamente fiel a estos hechos. Y como digo al comienzo de la novela, ojalá que los hechos más terribles de esta historia fueran solamente una ficción.

miércoles, 19 de junio de 2019

Voces desde el más allá de la historia en la academia de artillería



Este 22 de junio se cumplen 153 años desde los luctuosos sucesos en el cuartel de San Gil de Madrid donde era coronel del 5º regimiento a pie el coronel de artillería Federico Puig Romero, cuyo asesinato nunca quedó esclarecido. Al empeño de aclarar las circunstancias de su muerte he dedicado años de esfuerzo e investigación. Como descendiente suya contaba con la ventaja de conocer de primera mano el testimonio de su esposa y dos hijos, a quienes Alfonso XII se dirigía como a sus hermanos. Otra pista más.

Años recorriendo archivos, consultando bibliografía, y acudiendo a las fuentes de los historiadores que han escrito sobre ello, me han conducido a los nuevos datos que publico en Voces desde el más allá de la historia (Incipit, 2015), valorado por Isabel Burdiel por sus importantes aportaciones y, a juicio de historiadores que lo han leído, podría equipararse a una tesis doctoral. Quizá pueda considerarse así por su rigurosidad a la hora de plantear una información inédita que ha quedado oculta en la historia de España. Pero mi objetivo al publicarlo fue el de un libro de divulgación asequible a todo público, y no solamente a eruditos. 



El siguiente paso era la versión novelada, y ahí surgió Alfonso XII y la corona maldita, donde ya se mezcla la ficción con la historia, no la historia conocida, sino la que previamente había dado a conocer. Lograr en 2018 el Premio Hispania de Novela Histórica con esta novela supuso la culminación de todo este proceso que vincula a Federico Puig Romero con Alfonso XII.



Firmar Alfonso XII y la corona maldita (Altera, 2018) en la Feria del Libro de Madrid ha supuesto muchas cosas para mí. He recorrido otras ferias con mis anteriores libros publicados, pero esta tenía un valor añadido para mí, no solo por ser la más importante de España, sino porque me conducía al lugar donde se había gestado el inicio de esta historia. El Parque del Retiro, donde se ubica la feria, era un lugar muy especial para Alfonso XII, y de ahí el monumento en su nombre, junto al cual no pude resistirme a posar con la novela premiada. 



Pero quedaba pendiente algo mucho más vital para mí, y era restituir la memoria de mi antepasado Federico Puig Romero, y eso solo podía hacerlo en el lugar que forma parte primordial de esta historia: la biblioteca del Museo Específico de la Academia de Artillería, en Segovia. Así lo hice el viernes 14 de junio, donde fui recibida a pesar de ser un día especial, en plena ceremonia de graduación, que tuve la oportunidad de contemplar. Fue muy emotivo lograr fotografiarme con el libro Voces desde el más allá de la historia junto al retrato de Federico Puig Romero.

Patio del Orden durante la ceremona de graduación.

Biblioteca de la Academia de Artillería de Segovia.


Llegaba la hora de que Voces desde el más allá de la historia ocupara una de las estanterías de esa imponente biblioteca a la que en su momento también donó algún libro mi antepasado. Me tocaba el turno a mí, con un libro sobre su historia, la que se quedó pendiente de escribir. Allí se conservará, con mi dedicatoria como la huella de mi paso por esta biblioteca de la que me llevo un gratísimo recuerdo por la gentileza y los detalles que tuvieron conmigo el oficial que me acompañó y el bibliotecario, de quien fui obsequiada con tres magníficos libros que tienen para mí mucho interés.



Mis agradecimientos también para el Instituto de Historia y Cultura Militar y el Archivo General Militar de Segovia, que visité también en este viaje, obteniendo las primeras líneas de investigación para mi siguiente novela, de la que ya tengo apilado material inédito obtenido en archivos. El proceso está iniciado, y el pasado comienza a convertirse en presente.






lunes, 3 de junio de 2019

Esclavos del honor, de Raúl Borrás San León, la mejor novela sobre "Los últimos de Filipinas".



Hacía tiempo que no leía una novela que me impactara tanto. La historia sigue en mi mente y me ha generado la necesidad de saber más sobre esta epopeya vivida por los protagonistas de la última resistencia española en Filipinas en 1898, cuando España dejó de ser un imperio y perdió todas sus colonias en América.  Ayer se cumplieron 120 años desde el final de 337 días de asedio que soportaron encerrados en una iglesia "Los últimos de Filipinas", como suelen ser conocidos. Formaban parte del regimiento de cincuenta hombres que llegan a Baler como relevo durante dos meses, pero  no imaginaban que se verían obligados a sobrevivir sin ayuda externa durante casi un año, sucumbiendo más por las enfermedades que por las balas enemigas. Dicho así podría parecer un episodio bélico más, pero gracias a la genial novela del escritor Raúl Borrás San Leónviviremos el día a día de estos hombres como si estuviéramos allí. Logra que nos involucremos con los personajes y sus conflictos, en situaciones de extremada dureza donde constantemente se pone a prueba la capacidad de resistencia de un ser humano y su motivación. 

Con Raúl Borrás en Bétera, durante una charla informal en que hablamos de su libro.

Esclavos del honor es un título perfecto para esta obra en que la vida importa menos que el cumplimiento del deber. Con una prosa ágil y vivaz que te genera ansiedad de seguir leyendo a pesar de saber el final, el autor nos va presentando a sus personajes, que en esta convivencia sacarán de sí mismos algunos lo mejor y otros lo peor. La acción se desarrolla principalmente en Baler, pero también en Manila y Madrid, donde podremos comprender la situación política que se vive en España en ese momento. Casi todos los personajes son reales y están muy bien conseguidos. La narración de los hechos cronológicamente con fechas detalladas me ha gustado mucho porque además de ubicarnos más en el contexto histórico, confiere a la historia mayor verosimilitud. El autor logra una total conexión con el lector a través de los personajes y de las situaciones en que se debaten, manteniendo la tensión todo el tiempo. Además, es un excelente libro para comprender este episodio de nuestra historia que ha caído en el olvido. Como investigadora he quedado impresionada con la excelente documentación del autor, que además tuve oportunidad de conocer más a fondo durante nuestra entrevista, y como lectora, sencillamente cautivada. Mi más sincera enhorabuena y admiración a Raúl Borrás San León. Me ha encantado. Le doy un diez y quedo pendiente de su próxima publicación para no perdérmela.

Dedicatoria de Raúl Borrás San León. 


SINOPSIS
A mediados de 1898, con el inicio de la insurrección filipina y la guerra contra Estados Unidos, la guarnición española de Baler se refugia en la vieja iglesia, único edificio de piedra del pueblo, en espera de la llegada de una columna de socorro.
Durante trescientos treinta y siete días resisten, incluso después de la perdida de la soberanía del archipiélago, luchando contra los rebeldes, el hambre, la enfermedad, la traición y la desesperanza...
En Esclavos del honor, Raúl Borrás narra con un estilo literario de gran fluidez un episodio fundamental de la Historia de España en el siglo XIX. Sin caer en el patrioterismo, pero sin denigrar a los protagonistas, esta novela, ofrece, a través de personajes que permanecerán durante largo tiempo en nuestra memoria, una visión cercana y emocionante de «los últimos Filipinas», los héroes del sitio de Baler.
                     

Sobre el autor:
Raúl Borrás San León (Valencia, 1974) es alumno del curso de literatura creativa de Santiago Posteguillo y Antonio Penadés. Ha publicado una docena de relatos en distintas antologías. Entre sus autores preferidos destacan nombres tan heterogéneos como Colleen McCullough, Gisbert Haefs, Patrick O’Brian, J. R. R. Tolkien, Vladimir Nabokov, Blasco Ibáñez o Almudena Grandes. Esclavos del honor es su primera novela, en la que trabaja desde finales de 2009. En la actualidad ultima una novela de temática contemporánea a la vez que se documenta para una nueva novela histórica. Es miembro del grupo literario El Cuaderno Rojo.

martes, 21 de mayo de 2019

Alfonso XII en el Retiro: monumento y libro con los datos más ocultos de su vida



El 25 de abril de 2018 se abrió al público el mirador del monumento a Alfonso XII en el parque del Retiro de Madrid. Desde que fuera cerrado durante los primeros años del reinado de Juan Carlos I, pasaba desapercibido dada su ubicación, en el pedestal de la estatua ecuestre de Alfonso XII, realizada por el escultor valenciano Mariano Benlliure. El conjunto monumental es obra del arquitecto catalán José Grases Riera, que eligió el lugar más bello para erigirlo: el embarcadero del estanque. Desde la apertura de este mirador secreto, las visitas guiadas gratuitas permiten disfrutar de las magníficas vistas del parque y la ciudad desde ese enclave privilegiado.  Apenas dos días antes de abrirse el mirador, recibía yo en Madrid el premio Hispania de Novela Histórica a mi novela Alfonso XII y la corona maldita, con secretos de mucha más envergadura que el de la existencia de este mirador.

               


El destino me devuelve este año al mismo lugar donde se quiso rendir homenaje a este breve monarca tan ligado a mis antepasados. Ha sido un largo trabajo de investigación que plasmo en mi libro Voces desde el más allá de la historia, como ensayo, y más tarde, en versión novelada con la novela premiada que salió a la venta en octubre de 2018 y estará presente en la Feria del Libro de Madrid, ubicada en el Parque del Retiro, donde estaré encantada de firmar ejemplares a los que se acerquen a la caseta 35 el jueves 13 de junio por la tarde.

Desde que se puso la primera piedra para el monumento a Alfonso XII, en 1902, hubieron de pasar veinte años hasta que estuviera terminado. La inscripción que se lee en el frente, hacia el estanque, es: “A S.M. ALFONSO XII, EL PACIFICADOR”. Se le dio este nombre por el papel que desempeñó para dar fin a las guerras que dividían España cuando inició su reinado. En enero de 1875, poco después de haber sido proclamado rey, marchó al frente del ejército en las operaciones del Norte, lanzando la proclama: ‹‹Antes de desplegar en las batallas mi bandera, quiero presentarme a vosotros con un ramo de olivo en la mano››. Viene a ser lo que pretende transmitir la escultura de Alfonso XII, con una mano dirigiendo al caballo y la otra apoyada en el sable hacia abajo, en actitud pacífica pero firme. Así lo describo en mi novela, fiel a los hechos sacados a la luz en mi libro Voces desde el más allá de la historia:


‹‹Alfonso quería demostrar a los españoles su ánimo de paz y su valor. No rehuyó su responsabilidad y asumió el mando simbólico del ejército pacificador. Le acompañaban su ayudante, otrora instructor militar, el conde de Mirasol, y el ministro de guerra, que por expresa orden del rey mandó llamar a Manuel Calzada Puig para que formara parte de la comitiva real en la importante misión. No era fortuita la elección del hijo de Encarnación Puig Romero, primo hermano de Federico y Enrique y, por tanto, de Alfonso››.

                     

El mirador del monumento de Alfonso XII ya ha dejado de ser secreto y está al alcance del público, y otro tanto ha sucedido con el pasado que durante el reinado de este monarca se había intentado borrar de la historia de España, recurriéndose incluso a la falsificación de un historiador de renombre. Este pasado, esta historia, ya está al alcance de cuantos quieran leer la novela Alfonso XII y la corona maldita y el libro de investigación en que se basa, Voces desde el más allá de la historia. Allí les espero el 13 de junio a partir de las 18:30 en la Feria del Libro de Madrid, en el Parque del Retiro.


sábado, 4 de mayo de 2019

Víceo Entrevista desde el salón de casa



Me han hecho muchas entrevistas, pero ninguna en casa, y con mi gata Nestli acompañándome, al menos al comienzo. Cuando me lo propusieron, en seguida acepté pues me había gustado mucho la vídeo reseña que ambos entrevistadores habían hecho de mi novela Alfonso XII y la corona maldita. Quiero agradecer al Canal Youtube Tititituastuas y al blog de La Gran Biblioteca de David, por haberlo hecho posible. El resultado, una desenfadada charla en la que he hablado de cosas que en otras oportunidades no he tenido ocasión de hacer hincapié, especialmente en lo relativo al peso fundamental de mi madre en el ingente proceso de investigación que llevó a la publicación de mis dos libros que dejan al descubierto una historia ignorada que vincula a mis antepasados con los Borbón de forma involuntaria y con graves consecuencias que han tenido repercusión histórica.



Mañana es el Día de la Madre, y qué mejor fecha para rendirle homenaje a mi madre, sin cuyo apoyo hubiera sido imposible completar este trabajo. Pero también quiero evocar la memoria de otras madres que forman parte de esa realidad que plasmo en los dos libros: Amalia Romaguera y Gertrudis Romero. Ambos personajes llevan el peso de las consecuencias de los caprichos regios y su afán constante de salvar a su prole cueste lo que cueste. Son madres, mujeres luchadoras y víctimas del abuso y del horror, especialmente Gertrudis Romero, cuyo personaje nació el mismo día que hallé su expediente en el Archivo del Palacio Real. El legado de su tragedia ha llegado a mí como una responsabilidad que he intentado cumplir cabalmente.




La entrevista fue realizada poco antes de iniciarse la Feria del Libro de Valencia, donde tuve oportunidad de firmar ejemplares de Alfonso XII y la corona maldita y, a pesar del tiempo transcurrido, de Voces desde el más allá de la historia, que sigue vigente porque la historia y sus hallazgos siempre han de abrirse paso. O eso espero, y seguiré intentando modificar esa historia que fue ignorada y doy a conocer en mis investigaciones del primer libro, y en forma novelada en el segundo, donde los personajes dan rienda suelta a sus emociones.