Translate

sábado, 4 de mayo de 2019

Víceo Entrevista desde el salón de casa



Me han hecho muchas entrevistas, pero ninguna en casa, y con mi gata Nestli acompañándome, al menos al comienzo. Cuando me lo propusieron, en seguida acepté pues me había gustado mucho la vídeo reseña que ambos entrevistadores habían hecho de mi novela Alfonso XII y la corona maldita. Quiero agradecer al Canal Youtube Tititituastuas y al blog de La Gran Biblioteca de David, por haberlo hecho posible. El resultado, una desenfadada charla en la que he hablado de cosas que en otras oportunidades no he tenido ocasión de hacer hincapié, especialmente en lo relativo al peso fundamental de mi madre en el ingente proceso de investigación que llevó a la publicación de mis dos libros que dejan al descubierto una historia ignorada que vincula a mis antepasados con los Borbón de forma involuntaria y con graves consecuencias que han tenido repercusión histórica.



Mañana es el Día de la Madre, y qué mejor fecha para rendirle homenaje a mi madre, sin cuyo apoyo hubiera sido imposible completar este trabajo. Pero también quiero evocar la memoria de otras madres que forman parte de esa realidad que plasmo en los dos libros: Amalia Romaguera y Gertrudis Romero. Ambos personajes llevan el peso de las consecuencias de los caprichos regios y su afán constante de salvar a su prole cueste lo que cueste. Son madres, mujeres luchadoras y víctimas del abuso y del horror, especialmente Gertrudis Romero, cuyo personaje nació el mismo día que hallé su expediente en el Archivo del Palacio Real. El legado de su tragedia ha llegado a mí como una responsabilidad que he intentado cumplir cabalmente.




La entrevista fue realizada poco antes de iniciarse la Feria del Libro de Valencia, donde tuve oportunidad de firmar ejemplares de Alfonso XII y la corona maldita y, a pesar del tiempo transcurrido, de Voces desde el más allá de la historia, que sigue vigente porque la historia y sus hallazgos siempre han de abrirse paso. O eso espero, y seguiré intentando modificar esa historia que fue ignorada y doy a conocer en mis investigaciones del primer libro, y en forma novelada en el segundo, donde los personajes dan rienda suelta a sus emociones.