Translate

viernes, 14 de septiembre de 2018

Masters falsos en la política española: ¿truhanes de la tercera fase?




La picaresca española en la esfera política haría las delicias del marqués de la Cañahueca, protagonista del libro Manual del buen truhán. Ciertamente, están de rabiosa actualidad algunas de las enseñanzas que impartía a sus canallescos pupilos: ‹‹Para llegar a la cúpula hay que ser un crápula››, ‹‹Un buen mentiroso siempre sale airoso››, ‹‹Sé corrupto siempre y cuando escurras el bulto››… Veamos qué tiene que decir este inescrupuloso maestro respecto a la política:

‹‹Quien oficialmente ejerce de político maneja los negocios de estado. Lo que no se sabe es si estos son sucios o transparentes. Como es de esperar, el marqués de la Cañahueca congeniaba con los del primer grupo. Los políticos han de dominar el arte de la manipulación oratoria, y es difícil creer a alguno en particular cuando se les cree a todos en general. Digan lo que digan, convencen. Siendo este el perfil básico de un timador, el marqués, como muchos otros, los englobaba a todos por igual.

De haber tenido el marqués modo de alternar con estos potenciales timadores (no siempre lo son, Dios me libre de afirmar tal), su Clan del crimen se habría extendido hasta límites insospechados. Pero debía conformarse con su cantera de raposos, de los cuales tan solo un reducido número pertenecía a la tercera fase. La mayoría, de mucha voluntad y pocas luces, no pasaban de la primera. No obstante, el marqués de la Cañahueca no desperdiciaba a ninguno. Los trabajos más lacayiles corrían a cargo de estos catecúmenos, de modo que en lo concerniente a golpes se compensaba calidad con cantidad.››



Sin duda, el legado maldito que deja el marqués de la Cañahueca en el libro Manual del buen truhán puede ser de mucho provecho para ese sector dirigente que se rige por máximas como ‹‹Aumenta tus emolumentos a costa del resto de jumentos››. Para el resto de lectores, puede resultar un libro muy divertido pero que no por ello deja de tener un trasfondo que invita a la reflexión.